Muelas del juicio, ¿deben extraerse o no?

Muelas del juicio o Cordales

La muela del juicio suele erupcionar entre los 17 y los 28 años como norma general, aunque existen casos en los que sufren una falta de muelas del juicio.

También puede suceder que su erupción se retrase, lo cual no suele pasar muy a menudo. Para la mayoría de las personas el tercer molar no tiene ningún uso, excepto en algunos pacientes.

¿Porque se llaman muelas del juicio ?

Las muelas del juicio reciben este nombre, porque comienzan a erupcionar cuando se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo , es basicamente una expresión su verdadero nombre es Cordal , y cada paciente tiene 4 Cordales o muelas del juicio.

¿ Porque tenemos muelas del juicio ?

Antiguamente las muelas del juicio tenían mucha importancia, eran necesarias para adaptarse al ambiente y bastante útiles para la comida cruda o en caso de pérdida de algún molar. Con la evolución, el ser humano se ha adaptado, entre los cambios físicos más significativos en relación a las muelas del juicio fue la disminución del tamaño de la mandíbula, que conlleva una falta de espacio para el tercer molar. A día de hoy las muelas del juicio suponen un problema más que una ventaja.

Entre el 10 y el 25% de Norteamericanos con antepasados europeos les falta un tercer molar. Para los afroamericanos y asiáticos-americanos, la cifra se sitúa entre el 11 y el 40%. Sin embargo, existe un grupo de personas que vive en las regiones árticas de Canadá, Groenlandia y Alaska, cuyo porcentaje es el más alto: Un 45% de ellos no tienen muelas del juicio.

¿Para qué sirve la muela del juicio?

Existen casos en los que la muela del juicio puede ser muy útil.

  • Personas que han perdido una muela y la muela del juicio ocupa su lugar o se desplaza de manera que mantiene la mordida y ayuda a las piezas vecinas a no inclinarse hacia el hueco del diente perdido.
  • También puede ser útil cuando hemos perdido un diente y la muela del juicio no se mueve dejando un hueco entre dos muelas , en este caso utilizaremos la muela del juicio y la otra muela como soporte para un puente dental y rellenar el hueco vacío.
  • Cabe la posibilidad que te quepa en la boca perfectamente y no tengas mayor problema.

Dolor de la muela del juicio

La fuente del dolor en las muelas del juicio puede ser debida a una infección de la muela, caries, irritación del nervio dental, impactación con otro diente por falta de espacio, entre otras. Generalmente, la causa más común es la inflamación del nervio del diente, una afección conocida como pulpitis 

La pulpitis se produce por una caries que se ha extendido hasta el nervio del diente. Se presenta como un dolor muy intenso, punzante y continuo en la zona de la mandíbula, cabeza y oído. Normalmente, puede intensificarse al beber cosas frías y calientes. También puede presentarse hinchazón de las encías en la zona más posterior.  

Entre los síntomas más comunes también podemos encontrar enrojecimiento, hinchazón e inflamación de las encías, sensibilidad en la zona donde se encuentra la muela, molestias en el abrir y cerrar la boca, etc.

Ante la presencia de estos síntomas, es imprescindible acudir cuanto antes al dentista para que realice una revisión y evalué la gravedad de la situación.

Tratamiento del dolor de las muelas del juicio

El objetivo principal para poner fin al dolor de muelas del juicio es el tratamiento de la infección. El dolor de las muelas del juicio es un dolor intenso, constante y muy molesto, que puede llegar a extenderse hacia otras regiones orofaciales.  

La muela del juicio es un diente que generalmente, no desempeña función masticatoria. De manera que, si presenta infecciones de manera habitual, o bien, está afectando a los dientes contiguos, el tratamiento indicado es la administración de antibióticos para combatir la infección y posteriormente, realizar la extracción del diente 

Existen una serie de remedios caseros para poder reducir el dolor de la muela del juicio. Entre ellos podemos encontrar, la toma de analgésicos como el paracetamol y antiinflamatorios como el ibuprofeno para aliviar las molestias y reducir la inflamación.  

Asimismo, es recomendable llevar a cabo gárgaras de agua con sal para desinflamar la zona y reducir el dolor. Realizar enjuagues orales con colutorios orales, pues ayudan a aliviar el dolor y las molestias de la zona, masajear suavemente la zona, etc.  

Estos remedios caseros, permiten aliviar un poco el dolor de las muelas del juicio, pero de manera temporal. De manera que, se debe acudir al dentista de confianza lo antes posible para que realice una evaluación completa de la zona y determine el mejor tratamiento para poner fin a las molestias.  

Recent Posts
whatsapp clínica Santisteban
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search